La Vitamina B1 o Tiamina y el deporte.

La Vitamina B1 o Tiamina y el deporte. La Vitamina B1 la podemos incorporar a nuestro cuerpo mediante alimentos como el cerdo, los cereales completos como el arroz, las nueces, la yerba mate, las legumbres y las patatas, además de multivitamínicos y suplementos deportivos. Enfocada al ámbito deportivo, no sólo a nivel profesional sino a cualquier usuario de gimnasio o persona que practique alguna actividad física regular juega un papel muy importante. La Tiamina interviene en la descomposición de los hidratos de carbono para producir energía, de ahí su importancia para cualquier deportista en especial los de resistencia. Además interviene en el metabolismo de las grasas, las proteínas, en el proceso de contracción muscular, en el correcto funcionamiento del sistema digestivo y en la transmisión de los impulsos nerviosos. Principales inhibidores. La Tiamina o Vitamina B1 puede destruirse con el calor y la oxidación, no siendo así con la congelación, proceso durante el cual se mantiene estable. Cuando cocinamos un alimento como la carne de cerdo se pierde una cantidad de Tiamina que puede variar según el tipo de cocción sufriendo una pérdida hasta del 70% si la hervimos. Los huevos pueden perder hasta un 20% y los cereales hasta un 40% si son hervidos, si se hornean como es el caso del pan se reduce hasta un 25%. La absorción de la Tiamina ocurre en nuestro intestino delgado, es favorecida por la Vitamina C y la Vitamina B9 (ácido fólico) y bloqueada en gran medida por la presencia de alcohol. También son inhibidores de la Vitamina B1 el té, el café o el pescado crudo de agua dulce, todos ellos con presencia de Tiaminasa, una anti-vitamina que anula la Vitamina B1. ¿Consecuencias del déficit de Vitamina B1? La deficiencia de Vitamina B1 pude causar anorexia, pérdida de peso, Beriberi, falta de memoria, depresión, hipertrofia cardíaca. Esta deficiencia y sus padecimientos han desaparecido en gran media en los países desarrollados, quedando sólo reservada a alcohólicos crónicos, ancianos mal alimentados y personas con enfermedades crónicas. Niveles recomendados. Los niveles de Vitamina B1 recomendados por día son: Mujeres embarazadas: 1.4 mg Mujeres lactantes: 1.5 mg Personas mayores de 19 años: 1.1 a 1.2 mg Adolecentes entre 14 y 18 años: 1.0 a 1.2 mg Niños de 9 a 13 años: 0.9 mg Niños de 4 a 8 años: 0.6 mg Niños de 1 a 3 años: 0.5 mg Niños de 6 a 11 meses: 0.3 mg Neonatos: 0.2 mg

La Vitamina B1 o Tiamina y el deporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?